Una invitación a crecer juntos

Cuando pensamos a Upita y más tarde a Cangurito, siempre lo pensamos como un espacio en el que se pudieran desarrollar todos los niños y niñas independiente de sus condiciones y circunstancias. Lo pensamos como un lugar en donde todos podemos aportar desde la propia realidad.

Que viva la diversidad en todas sus formas

La situación de discapacidad que pueda afectar a los niños y niñas, solo existe por las barreras que como sociedad imponemos, vale la pena preguntarse: ¿Qué pasaría si esas barreras no existieran? ¿Qué pasaría si a pesar de las diferencias, todos pudiéramos sentirnos aceptados y reconocidos? Sin duda, habría una cuota menos de sufrimiento y un porvenir feliz para todos. La felicidad que vivimos y demostramos de adultos se sembró en la infancia.

Valoramos la diferencia y promovemos la diversidad en todas sus formas

Es así como en nuestros jardines valoramos la diferencia y promovemos que  exista diversidad en todas sus formas.  La falta de respeto a las diferencias es causal de profunda injusticia y de mucho sufrimiento, la idea entonces es que los adultos tanto de forma explícita como implícita traspasemos valores a los niños y niñas que nos parecen fundamentales y que promueven y facilitan vivir en sociedad.

Niños juntos

Los ambientes heterogéneos colaboran en el camino a la felicidad

Estamos seguros que los ambientes heterogéneos colaboran en el camino a la felicidad, dado que posibilitan vivir en esa diferencia de forma permanente y natural. Es el camino para construir una identidad fuerte a pesar de nuestras condiciones y circunstancias, eso se aprende en los primeros años tanto en el contexto familiar como educativo.

En nuestros jardines, todos nuestros niños y niñas son diversos tanto en su construcción personal como familiar y nos encanta conocerlos uno a uno y a cada una de sus familias. Así mismo, entre todos vamos superando los déficit que cada uno pueda presentar. Me ha tocado ver, como un niño colabora con un compañero que lo requiere de forma amorosa y natural, no solo es hermoso verlo, sino que también es una señal de esperanza en el presente y para el futuro.

Situación de discapacidad en niños, tristemente muchas veces motivo de discriminación

Abordamos la situación de discapacidad, como parte de la singularidad de un niño o niña, entendiendo que todos somos un ser único y diferente a los demás. Si no fuera tan difícil el ingreso a la sala cuna, al jardín infantil y posteriormente al colegio para las familias que tienen hijos e hijas con alguna situación de discapacidad, habría menos sufrimiento. La buena noticia es que juntos podemos cambiar esa realidad.

Mg. Ps. Leslie Salgado Viñals

Directora Jardín Infantil Upita y Jardín Infantil Cangurito

 

Compartir esta publicación

Share on facebook
Share on twitter

Posts Relacionados