¡Tengo miedo! mi pequeño/a debe Volver al Jardín

¡Tengo miedo! debo volver a trabajar y mi pequeño/a debe volver a la sala cuna/jardín infantil

Es absolutamente normal tener miedo cuando, cada vez que experimentamos un cambio en nuestra rutina somos presa de la incertidumbre. Más en el escenario actual al que estamos enfrentando.

Lo cierto es, que muchos de nosotros debemos volver a trabajar y no tenemos opción. Otros vemos cómo nuestros niños han sido presa del estrés. Es muy común que diversos pediatras con los que hablo indiquen el alto nivel de cortisol en los niños. El cortisol es una hormona esteroidea o glucocorticoide presente en la sangre, producida por la glándula suprarrenal, ​ esta se libera como respuesta al estrés. El estrés lo podemos observar con trastornos del sueño y/o alimenticios, irritabilidad, molestias físicas como dolor de estómago o cabeza, pesadillas nocturnas, ansiedad por separación, entre muchos otros.

¿Cómo podemos ayudarnos en una situación como esta?

  • Evita la intoxicación de información. Si bien es evidente que debemos estar informados, no debemos obsesionarnos con eso y solo acceder a medios serios y oficiales.
  • Verifica que tu sala cuna/jardín infantil cuente con los permisos del MINEDUC y MINSAL para funcionar, si es así, a cumplido con altos estándares y aforos disminuidos. Y de seguro podrás comprobar por sus cámaras que todo marcha según lo acordado.
  • Racionaliza los pensamientos negativos para combatir la ansiedad. Tener miedo es lógico y humano. Por ejemplo: tengo miedo a ser infectado ¿Qué debo hacer entonces? Tomar todas las medidas preventivas que ya conocemos: tener distancia social, usar mascarillas, lavarnos las manos de forma frecuente, desinfectar las cosas que usamos o prestamos, entre muchas otras que reducirán el riesgo de contagiarnos.
  • Frente a la incertidumbre y la ansiedad lo único que nos ayuda es la rutina. La ansiedad por el COVID-19 es alimentada por la incertidumbre, la realidad es, que estamos lidiando con algo que nunca habíamos enfrentado antes. Es un virus nuevo y no hay vacunas disponibles aún. Lo ideal es que tengamos una actitud preventiva, sin entrar en una situación de pánico, confiemos en los recursos que hemos aprendido. De ser necesario, podemos pedir ayuda algún especialista, pediatra, psicólogo o psiquiatra. Así como vamos al broncopulmonar cuando estamos resfriados, tenemos que pedir ayuda a los que corresponde en otros casos como estos.
  • Comparte tus emociones, las redes de apoyo son fundamentales. La familia, los amigos, los padres de los compañeros de tus hijos, con la dirección del establecimiento al que tu hijo asiste.
  • No controlo lo que esta sucediendo, pero puedo guiar mis acciones y reacciones.
  • No olvidemos nunca las normas de seguridad e higiene en contexto COVID-19.

Para nosotros siempre ha sido fundamental apoyar desde el plano psicológico a todas las familias que son parte de nuestra comunidad, nuestra idea a sido contener a los niños, a las familias y a las funcionarias de tal forma de abordar todas las situaciones pensando en el bienestar superior de nuestras niñas y niños.

 

Mg. Ps. Leslie Salgado Viñals

Directora Jardín Infantil Upita y Jardín Infantil Cangurito

Compartir esta publicación

Share on facebook
Share on twitter

Posts Relacionados